martes, 22 de noviembre de 2011

BIENVENIDA AL SHOW


Este poema fue escrito por mi padre, Hildebrando Juarez, al que ahora llaman el poeta desconocido. Corria el año 1966, y los acordes del Concierto de Aranjuez se dejaban escuchar en aquel cuarto de una calle de Guatemala. Alli me gesté y alli se gestó este hermoso poema que vaticino mi futuro, gracias a mis padres por haberme dado el don de la vida y darme esta herencia genetica que es mas que cualquier baul con tesoros

BIENVENIDA AL SHOW
Poema de Hildebrando Juarez

Si hubieras visto a tu madre preparándose para darte la bienvenida
si la hubieras visto arreglando la casa el pan y la mesa
ante tu jubilosa proximidad
si la hubieras visto constante e impaciente ante el calendario
ávida de albaricoque tenaz ante la nuez y las almendras
como una ardilla
si la hubieras visto cargada! cómo te hubieras reído de su estómago!
no hubieras sentido el asombro ni la ternura que a mí me
[causó verte
[en el claustro materno gestándote como un dios
a mi modo yo también preparaba tu llegada
abríate una brecha entre la selva y abríate como Moisés la mar
todo para que llegaras sana y salva al show del mundo
y verte como un libro recién salido de la imprenta
era el 23 de noviembre de 1966 hospital roosevelt
es decir el siglo XX
en aquel tiempo dicen las escrituras que encontraron en
las paredes de la cárcel
nombres indescifrables escritos con sangre de muchachos
y palabras soeces en un inodoro público
es decir que comprendí lo duro del momento en que llegabas
y te pedí disculpas por haberte traído al siglo que tan
duro pega a tu padre en los costados
por lo que verás y escucharás en esta larga maratón del hombre
por las promesas que no te cumplirán y todos los sueños que no
se realizarán
por la frágil arcilla en que fuiste formada
por los dolores que sufrirás
perd.name por haberte traído al desorden a este crematorio
donde tienes que amar y empujar para encontrar un sitio
[donde establecer tu sueño
perdóname si en lugar de un aparato kelvinator encuentras
[una novela de cortázar
si no tienes un padre que pertenezca al club activo 20-30
[al ateneo o al partido
sin embargo
yo he de construir de ti un monumento a la vida
no una torre ni un adefesio para el tálamo nupcial ni una
[vieja casona que sea refugio
[de fantasmas murciélagos y telas de araña
serás el poema
la sinfonía
el testamento que nunca escribiré
porque cuando descubras que yo he muerto comenzarás a vivir
y la realidad tambián comenzar. a entretejer su celada a
urdir su esperanza.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hermoso poema. Totalmente atemporal aun y cuando hay un hecho concreto que lo inspira para escribirlo.

Loading...