miércoles, 16 de diciembre de 2009

Pienso luego existo

"Pienso luego existo", Descartes se anticipaba a mi vorágine de pensamientos, que cada vez se hacia mas intensa y peligrosa. Luchar contra tu mente es luchar con algo tan poderoso que viene desde dentro de ti y esta allí a cada minuto para hacerte bien o para hacerte mal.
Después de consultar un trío de médicos, y de no determinar la causa a una serie de síntomas tan variados, hoy era la presión arterial, ayer mareos, manana el estomago, luego se intensifico hasta llegar al aparato respiratorio, la lividez de mi cara al empezar el episodio y la mente girando y girando hasta cansarme, dejarme exhausta, agotada y llegar a pensar que era mi ultima noche. Al despertar daba gracias a Dios y mi mente seguía en su inexorable tarea de pensar y hacerme dano.
Trate de refugiarme en la música y en la pintura pero no era suficiente, hasta que mi medico internista y el neumologo me sugirió consultar a psiquiatra y averiguar la causa de los ataques de ansiedad.
Muchos paradigmas giran en torno a la psiquiatría, pero no nos damos cuenta que cuidamos tanto de nuestro aspecto físico, nuestros dientes, y todos los órganos y descuidados a nuestro cerebro, al comandante, obviando que existe la salud mental y que es primordial su cuidado.
En estos dias tan convulsionados, viviendo en sociedades tan violentas la globalizacion y todos estos factores que te provocan stress, nuestro cerebro sufre las consecuencias.
Mi quimica cerebral estaba fallando, deficiencia de un neurotransmisor llamado serotonina, asociado muy cercanamente a la sensacion de felicidad.
Cuando me diagnosticaron no podia creer que estaba deprimida, es muy raro en mi tener estos pensamientos de depresión, pero la ausencia de mi neurotransmisor estaba haciendo estragos en mi.
Ahora, estoy en la busqueda de la felicidad, tratando de generar serotonina y tratando de calmar mis ataques de pánico.
Les cuento esto amigos, porque estas experiencias tal vez les puedan ayudar a comprender que la vida es tan corta que vale la pena darse un brake y pensar en lo fundamental de la vida: vivirla, amar a la familia, hacer lo que mas te gusta, viajar, comer, beber, disfrutar, ver los atardeceres, cantar, bailar, triunfar, verte bien, vivir, vivir vivir..

No hay comentarios: