domingo, 28 de junio de 2009

Pequenos Milagros


Pequeños Milagros

Cada mañana al despertar veo mi ventana, dependiendo la hora es un cuadro diferente, cada despertar se convierte en un pequeño milagro al ver los amaneceres pintar de rosa, lila, naranja, celeste, gris, el cielo sobre el pacifico, sobre el mar de El Salvador, mi mar.
Hace un par de semanas me dirigía al estudio a terminar una de mis pinturas, y de repente sonó mi teléfono móvil, era mi sobrina Xiomi, de 19 anos, una chica muy hermosa, dulce como la miel de la montana, carismática y llena de vida. Al contestar, yo conducía frete a Multiplaza rumbo a la San Benito, escuche la fatídica noticia –Tía- me dijo- tengo una mala noticia! Sin pensarlo estacione mi auto a la par de la fuente de multiplaza y le pregunte qué sucede?. Tengo un tumor en el cerebro me dijo y me tienen que operar-. Me di la vuelta rumbo a Santa Tecla y llegue a su casa. Su madre, mi prima, abatida, me contó lo sucedido, había sido diagnosticado el pasado lunes después de una serie de exámenes, con un tumor cerebral, a esa hora, no habían posibilidades de operación dada la alta suma monetaria presupuestada por el médico. Sin seguro y sin dinero, el abatimiento de su madre se dejaba notar llamada tras llamada. Son esos momentos en que no sabes que hacer, donde quisieras tener el universo a tus pies para poder ayudar a los demás, pero que te queda, más que la oración, si los recursos aunque los hubiese no alcanzan en estos momentos.
Llegue a mi oficina, frustrada y abatida, mi asistente financiero me noto algo raro en mi comportamiento, me pregunto qué me pasaba y en estos momento lo único que le pude responder fue, -ore por mi sobrina- . Inmediatamente la puso en oración, le pidió oración al Pastor de su Iglesia, el cual pidió ir a orar a la casa de Xiomi. Oramos y en esos momentos, nuestro primo entro con la solución al problema. La niña fue ingresada al día siguiente, la operaron 4 días después, cada día se transformaba en otro pequeño milagro, cada cosa que surgía era obra de Dios, tras las suplicas y las oraciones de todos, el caso se iba desatando.
La operación fue todo un éxito, salió del quirófano con el 75 por cien del tumor removido, con una condición de salud excelente, un hermoso color rosa se ha apoderado de sus mejías y a los 4 días de operada me enviaba mensajes en Ingles, nunca entro ni siguiera a cuidados medios.
Las maravillas de Dios se imponen, muchas veces esperamos grandes milagros cuando, con pequeños milagros vamos haciendo el grande. La vida misma es un milagro, cada despertar es un milagro, la sonrisa de mi sobrina es un completo milagro.
Los resultados de la biopsia no son tan alentadores, necesitara radio y quimo, pero si tan solo la pudieran ver, está llena de luz, llena de vida, y seguimos esperando mas milagros, estamos a la espera de que con estos milagros diarios ella se convierta en un testimonio vivo de la supremacía de Dios. Por eso lo quiero contar, porque si no creen en que esto sucede, deben abrir más los ojos a las pequeñas cosas de la vida, ser felices con las cosas que Dios nos da día a día, por insignificante que sea la vida, esta se convierte en una manifestación angelical del poder universal.
Dios está allí, solo siéntelo. Tu ángel de la guarda te cuida, solo llámalo, reconócelos en la mirada de tus hijos, en el milagro de la naturaleza, en el milagro diario de poder despertarnos y poder ver por una ventana los amaneceres rosa, lila, naranjas y celestes sobre el cielo que cubren mi mar o tu mar, o el de todos.

No hay comentarios:

Loading...